Periodismo y cine: algunos apuntes

cine-y-periodismo

Puedes escuchar el programa especial sobre Periodismo y cine a continuación:
http://www.ivoox.com/periodismo-cine-3_md_2579273_wp_1.mp3″ Ir a descargar

El conocido cineasta francés Jean Luc Godard dice que la fotografía es verdad, y que el cine es verdad 24 veces por segundo. En algunos filmes comprobamos que el mundo del cine parece que se ha desencantado con la “magia” de la profesión periodística.

good-night-and-good-luck-1La crítica a los medios de comunicación puede surgir del salto de las trincheras de la comunicación al del espectáculo, en el que profesionales reconvertidos en guionistas han dado rienda suelta a sus vivencias, más bien reales, en el mundo del cine. Sin embargo, seguimos adoleciendo de una idealización del periodismo en el séptimo arte que nos hace pensar que el mundo real no es tan interesante como parece.

En realidad no sólo es más interesante sino que tiene muchos más matices de los que se pueden plasmar en dos horas de metraje, en los que, si se deja el género documental y se pretende hacer algo de espectáculo, resulta complicado explicar una historia con inicio, nudo y desenlace sin introducir elementos del drama, la comedia o el romance, por ejemplo.

Lo que está claro es que como fuente de ideas, el periodismo es la mejor para el cine. El maestro Billy Wilder decía: “Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el Cine ha alcanzado su objetivo”.

primeraplana

En realidad, debemos entender que la labor del periodista es la misma, contar historias, y para ello no hay ficciones que valgan.

El maestro Alfred Hitchcock decía: “Para mí, el cine son cuatrocientas butacas que llenar“. En el periodismo nos encontramos exactamente el mismo dilema: hay que vender. No necesariamente periódicos, pero sí historias. Historias que resulten de interés a tus lectores; historias reales vistas desde el prisma de la honestidad y la veracidad; historias que ericen el pelo y remuevan la conciencia.

Hay un puñado de películas que tratan el periodismo comprometido desde el punto de vista de la cruda realidad, sin bálsamos ni aditivos que alimenten la leyenda del periodista clásico. Hacer periodismo es bajar a las trincheras de la realidad, hablar con los protagonistas, contrastar los hechos y ser valientes para contarlos.

todos-los-hombres-del-presiPorque no olvidemos que el periodismo no es más que contar historias sobre la realidad. Todo lo demás, la tecnología, la maquetación, los recursos e incluso el “postureo” periodístico, sólo son aditivos para llegar al público. En el cine pasa lo mismo: mientras haya una buena historia que contar, todo lo demás es accesorio.

El productor Samuel Goldwyn dijo: “Una pantalla grande sólo hace el doble de mala a una mala película“. Grandes periódicos, grandes cabeceras, grandes grupos mediáticos pueden hacer lo mismo, hacer de mentiras, grandes mentiras, grandes manipulaciones. Recuperemos la esencia, mejoremos nuestras historias y captemos así más y mejores audiencias.